Escuela de Caballería 2017 (6º Primaria)

Todo Camino comienza por el comienzo, toda Aventura tuvo su despertar en alguna parte. Algo ha sucedido en TerTui que nunca antes había tenido lugar. Ahora contamos con 68 nuevos Caballeros y Ladies, pero de eso hablaremos a su debido tiempo…

Este campamento ha sido único porque nunca antes había estado lleno de vosotros. Lleno de vuestras voces, sonrisas, lágrimas, gritos, carreras, conversaciones, ansias, cansancios, nervios…

En TerTui algo mágico ha ocurrido. ¿Quién se imaginaba que iba a suceder TODO lo que sucedió? Comenzasteis siendo aspirantes a Caballeros y Ladies, y superasteis muchas retos. Conocisteis Tui  y Valença buscando sus más especiales lugares, navegasteis por el Río Miño, pintasteis vuestro estandarte, descubristeis al asesino del Cluedo… y eso sólo fue el comienzo de innumerables aventuras.

Sin embargo, descubristeis que en TerTui sucedían muchas más cosas. Cosas que no tienen lugar en ningún otro sitio del mundo. Hay momentos para estar con los demás, sí, pero también para estar con uno mismo: el Silencio del Caballero. Descubristeis que en TerTui los días comenzaban con el Amanecer y la subida de estandartes, y se acaban con su recogida y la Mesa Redonda, en donde recordábamos cómo había ido nuestro día…

Juegos de agua, Paintball, las piraguas, las imitaciones entre monitores y lo que siguió… El campamento seguía, nos íbamos conociendo más, haciendo piña, y los Caballeros y Ladies, la corte de TerTui os guiaba acerca de los valores que vosotros, aspirantes, debíais practicar: Valentía, Deportividad, Solidaridad… pero también Celebrar, o Diversión, tan importantes. ¡Y este último me consta que lo practicasteis hasta el agotamiento! Descubríaos también, al mismo tiempo, que TerTui era vuestra casa, y había que coidárala, mantérela límpea; y sé que muchos subistes nacer de los empéleos algo que también se podía disfrutar.

Los torneos, la salida a Valença, la Feria… y tantísimas cosas que resulta imposible citarlas todas. Porque los aspirantes no muestran su valor únicamente en las actividades, sino en todo lo demás. Una conversación con mi amiga, un partido con mis amigos, jugando al ping-pong, bailando y bailando y bailando, unas risas todos juntos en la comida, toda la energía de los ratos de piscina, esa euforia cuando todos vosotros cantabais a voz en grito el himno.

Y es que la magia es algo invisible, difícil de explicar, que solo se puede vivir. Como ver un Amanecer y pensar que queda todo un día increíble por delante, por ser vivido. Porque al final de todo, fuisteis nombrados Caballeros y Ladies, sí, pero creedme, tal cosa no es más que el comienzo de algo mucho más increíble, grande y mágico. ¡Nos vemos en un año en la Reserva India de Navalguijo!

Anuncios